Filipinas: la Comisión de derechos Humanos de Filipinas apoya a Gloria Macapagal-Arroyo para prohibir las pulverizaciones aéreas de productos químicos.

Martes 20 de abril de 2010

Miércoles 3 de Febrero de 2010

DAVAO CITY, Filipinas – El debate sobre la prohibición de pulverizaciones aéreas de productos químicos sobre plantaciones de plátano en Davao Ciudad y en el resto del país continua: La comisión de Derechos Humanos (CDH) de las Filipinas invita a la presidenta Macapagal Arroyo a prohibirlos.

La CDH pidió a la presidenta que emita un decreto « comportando el paro de pulverizaciones aéreas de pesticidas en Filipinas y reclamando urgentemente la realización por parte de expertos competentes sobre el tema, de un estudio integrado, independiente, profundo, multidisciplinar, y combinado con un calendario preciso ».

La demanda, firmada por la presidenta de la CDH Leila de Lima y por cuatro (4) de los miembros de la comisión es el último acto a fecha de hoy con el fin de parar estas prácticas.

Los actores de la industria bananera y en particular los miembros de Filipino Banana Growers y Asociación de Exportadores- PBGEA (Asociación filipina de exportadores y productores de plátano) se han opuesto a tal llamada.

Un estudio pragmáctico

La CDH ha declaró que un « estudio pragmático » era necesario para que el gobierno propusiese « soluciones eficaces y duraderas a los problemas ambientales y de derechos humanos relacionados con las pulverizaciones aéreas de pesticidas ».

La PBGEA declaró varias veces que la prohibición de pulverizaciones aéreas tendría consecuencias desastrosas sobre la industria bananera, provocando perdidas financieras y un aumento considerable del desempleo. Según el grupo, una transición de pulverizaciones aéreas a pulverizaciones al suelo o manuales sería demasiado costosa para las compañías plataneras.

El grupo ha contestado la decisión tomada por las autoridades municipales de Davao en 2007, que prohibía las pulverizaciones aéreas. El asunto está en instancia en la Corte Suprema, desde que el tribunal de apelación canceló una decisión de instancia inferior que confirmaba la constitucionalidad del decreto municipal que prohibía estos usos. La lucha contra las pulverizaciones aéreas la lleva el Mamamayan Ayaw sa Aerial Spraying- MAAS (ciudadanos contra pulverizaciones aéreas).

La CDH explicó que « los derechos humanos están en medio del conflicto sobre las pulverizaciones aéreas por los dos siguientes aspectos: por una parte, el acceso a un medio ambiente limpio y sano para los que tienen sus condiciones de vida amenazadas, y por otra parte el derecho de las compañías a hacer negocios y beneficios, y el impacto de eventuales perdidas de nivel de vida para los trabajadores ».

« Los derechos humanos y la protección del medio ambiente están estrechamente vinculados. El respeto de los derechos humanos es poco posible si el medio ambiente no es protegido. En caso de una agravación medioambiental, los derechos humanos y en particular los sectores más vulnerables están generalmente violados. La preservación de los recursos naturales debe tener gran importancia en el progreso económico y social, particularmente gracias a medidas eficientes para impedir un empeoramiento del medio ambiente ».

El llamamiento de la CDH se apoya en la Declaración de Río sobre el medio ambiente y el desarrollo, adoptada en 1992 por las Naciones Unidas, firmada entre otros por Filipinas. El llamamiento para el paro de pulverizaciones aéreas se basa en el principio 15 que declara: « En caso de riesgo de daños graves o irreversibles, la ausencia de certidumbre científica absoluta no debe servir de pretexto para posponer la adopción de medidas eficientes con el fin de prevenir la degradación del medio ambiente ».

Mientras se realiza un estudio sobre el impacto de las pulverizaciones aéreas sobre los humanos y su medio ambiente, la CDH ha declarado que las compañías plataneras deben pasar a pulverizaciones al suelo, y esto sea cual sea su coste.

« l respeto de los derechos humanos no debe de ser sacrificado en nombre de la rentabilidad », afirma esta.

Otras recomendaciones de la CDH:

  • Tener en cuenta el conjunto del estudio por el Congreso durante la redacción de futuros proyectos de leyes y resoluciones sobre este tema.
  • Examen de la situación por el Philippine Council for Sustainable Development (Consejo filipino para un desarrollo sostenible) creado por los decretos 15 y 370 y también por otros organismos especializados en los sectores de la salud y del medio ambiente.
  • Control continúo de las pulverizaciones aéreas de pesticidas particularmente, ya que estas pueden tener consecuencias sobre los derechos humanos.
  • Puesta a disposición a gran escala de informaciones sobre los derechos y deberes de personas implicadas, de manera independiente y objetiva, para garantizar una buena comprensión de los pormenores y facilitar el diálogo sobre estos problemas.

31/01/2010
Jeffrey M. Tupas, Inquirer Mindanao

Tradución : Laurence Baclet

Ver en línea : Phil Daily Inquirer

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas de visitas | visitas: 964405

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Español  Seguir la vida del sitio La situación de los DESC al nivel local   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.0.3 + AHUNTSIC | Webmaster : Zoul | Logo : www.laboiteapapillons.com

Creative Commons License